Los representantes votan por sus prioridades