Senador Valentín clama por reforma profunda en la PN

Senador Valentín clama por reforma profunda en la PN

El presidente de la Comisión de Interior y Policía del Senado, Julio Cesar Valentín, consideró que la institución del orden amerita de una profunda y adecuada reforma, en la que se mejoren las garantías y las condiciones sociales de los agentes, y que sean eliminadas las discrecionales para el reclutamiento y los ascensos.

Asimismo, aboga que se refuercen los mecanismos de control interno y se dediquen todos los políticas a labores de protección a los ciudadanos y no a servir de seguridad a intereses privados.

El representante en la Cámara Alta por la provincia Santiago, entiende que la sociedad necesita sentirse en confianza con los agentes policiales que le resguardan.

“No puede haber avance en la lucha contra el crimen organizado y contra los delitos, sin una Policía Nacional que cuenta con la confianza y con legitimidad ciudadana que posibilite que la gente se acerque a un policía y vea en él que no le va agredir; que no le va a atacar; que no le va a responder como si no fuera un ciudadano y que no le va a atender”, precisó.

Manifestó que es aconsejable un policía fuerte, pero que se dirija con cortesía al ciudadano.

El legislador peledeísta afirmó que la transformación que requiere la PN en todo el quehacer de su dirección y que las actuaciones de sus agentes se enmarquen dentro lo establecido en la Constitución y las normas legales.

“Entonces, precisamos de una reforma profunda, que haga de esta institución, además de creíble y transparente en todas sus actuaciones, el proceso de reclutamiento de los policías obedezca a un claro criterio, que no sea, entre otras cosas, por recomendación de tal o cual persona. Que los rangos se obtengan a partir de criterios claros e inviolables”, puntualizó.

Asimismo, el también expresidente de la Cámara de Diputados estimó que los rangos deben alcanzarse conforme a lo estipulado en los reglamentos, señalando la necesidad de que no se logre alcanzar un escalafón por “amiguismo”, recomendación de políticos, empresarios o jerarquías, sino a partir de evaluaciones rigurosas.

Estimó que debe quedar atrás la práctica de que un empresario o un político deban tener un policía asignado, cuando debe estar en el patrullaje para proteger, sobre todo, al ciudadano de a pie, al ciudadano que no puede pagarse una seguridad privada.

“Entonces, todas esas cosas son partes de las responsabilidades que el Senado está impulsando seria y decididamente, no importa a quien afecte esta determinación, sabemos que tenemos obstáculos. Pero esos son solo algunos de los aspectos que estimo que en lo inmediato estamos impulsando”, añadió el senador peledeista.

Por: RAMON RAMOS