Rendición de Cuentas 2010 – 2011

Ha transcurrido un año desde que asumí funciones después que los electores de la Provincia de Santiago me escogieran en las urnas como su representante ante el Senado de la República Dominicana. En mi propuesta legislativa me comprometí a incidir en los temas de transparencia, seguridad ciudadana, fortalecimiento institucional y adecuación de algunas normas a los postulados de la nueva Constitución de la República, en lo cual he trabajado activamente como congresista.

En este primer año, he impulsado más de una decena de proyectos de leyes y resoluciones, además de ser co-proponente de otros, y de participar en la discusión de otras importantes leyes orientadas al fortalecimiento institucional de la nación. He procurado en este esfuerzo, cumplir cabalmente con las responsabilidades que me asigna la función, asistiendo regular y puntualmente a las sesiones y a las reuniones de comisiones.

Entre los proyectos más importantes que hemos sometido, están la Ley de Fiscalización y Control, que posibilitará al Congreso Nacional demandar un correcto desempeño a los funcionarios públicos; la Ley de Integridad de la Función Pública, que persigue penalizar algunos comportamientos como el nepotismo, que todavía no está penalizado en el país; y la

Ley sobre Disponibilidad de Fondos Públicos, ya promulgada, que protege los fondos asignados en los presupuestos públicos.

También se destacan el Proyecto de Ley de regulación del procedimiento para el otorgamiento del indulto presidencial, que se propone reducir la discrecionalidad y establece límites para el perdón de la pena; la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Magistratura, ya promulgada; y la Ley que crea el Fondo Nacional de Becas y Subvenciones Académicas, que fue parte de nuestra propuesta, con el fin de incrementar el volumen de recursos para enviar personas a estudiar posgrados al extranjero, en áreas claves para el desarrollo nacional.

En este período me ha tocado presidir la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, formar parte de las comisiones de presupuesto y hacienda, y colaborar con otras, como la de seguridad y defensa, totalizando más de 175 horas de intenso trabajo en comisiones.

En cuanto a la labor de representación, en este primer año de gestión, he cumplido con mi propuesta de privilegiar un modelo asambleario de representación, que implica la consulta permanente a diversos sectores y actores de la provincia, con la finalidad de trasmitir sus prioridades a los espacios estatales de toma de decisión.