Destacan papel de transparencia en la democracia

Destacan papel de transparencia en la democracia

Santiago. “La transparencia es la esencia de la democracia, tiene que ver con la participación, la inclusión y la igualdad ante la ley, con un gobierno controlado y con la responsabilidad de los funcionarios”.Así lo resaltó la destacada abogada Delia Ferreira Rubio, miembro del Board de Transparencia Internacional, al abordar el tema “Transparencia y calidad de la democracia” en el conversatorio “Pensar para proponer” que auspicia la oficina senatorial de Santiago y que fue efectuado anoche en el Centro León. Destacó que la transparencia opera como una moneda de dos caras, por un lado esta la información, hacer pública la apertura del gobierno, a través de los mecanismos de acceso a la información pública, y el respeto a la libertad de prensa.

De acuerdo a la experta, existen reglas básicas que los funcionarios deben cumplir para que la democracia funcione adecuadamente y “el gobierno no  sea de unos pocos para beneficio de unos pocos, sino el representante de todos para beneficio de todos”. Con relación a la corrupción precisa que no es un fenómeno que solo  incumbe a los políticos y a los sectores de poder económico, sin embargo advierte que “la víctima de la corrupción es la ciudadanía, ya que implica menos recursos en educación, menos en salud, en infraestructuras, para la inversión en desarrollo, la generación de puestos de trabajo y la lucha contra la pobreza”.

En ese sentido destaca la necesidad de concientizar al ciudadano y terminar con ese estado de conformidad que llega al extremo de que los ciudadanos digan cosas como “ellos roban pero hacen”, “todo es lo mismo o todos son iguales”.

Ferreira indica que no se puede seguir votando con ese esquema. “Tenemos que exigir una mejora en la calidad de nuestras dirigencias”, añade.

Sobre la corrupción

Al referirse a la medición de la corrupción, Delia Ferreira precisa que en la medición de Trasparencia Internacional, la República Dominicana está mal ranqueada, pero lo mismo ocurre en su país Argentina. “Corrupción hay en todos lados, la diferencia entre uno y otro reside en las respuestas, en las reacciones”. Según dijo, en  algunos países no pasa nada con las denuncias de corrupción, si un escándalo tapa otro. Sin embargo, precisa que en América Latina hay países muy bien ranqueados en ese índice, como Uruguay, Costa Rica, Chile, que lo hacen igual que los países desarrollados.

Con relación a calidad de la democracia, Ferreira señala que hay muchas mediciones internacionales sobre parámetros o estándares de calidad. “Una democracia debe garantizar participación libre, igualdad ante la ley, ningún sector debe estar por encima de ella, el gobierno también está sujeto, los funcionarios deben cumplirla y dar el ejemplo”. Advierte que el poder en una democracia tiene que estar sujeto a controles de las organizaciones de la sociedad civil. “Debe haber controles institucionales y esto supone tres condiciones esenciales: Independencia de quien controla, capacidad y competencia. Sin estas tres condiciones no hay control y el poder tiende a ser absoluto y es un peligro total para la democracia”, indica.

Al referirse en específico a la República Dominicana, expuso que la democracia formal está garantizada, pero hay que ver si funcionan los controles, si son independientes, si el poder y las políticas públicas están puestos al servicio del bienestar general. Dentro de los factores que influyen en garantizar la democracia citó, en primer lugar, el estado de derecho, las reglas deben ser claras y para todos; el respeto a la libertad es fundamental, como las libertades de expresión,  de asociación y de prensa.

“Estamos viendo embates muy serios y preocupantes en muchos países. La Sociedad Interamericana de Prensa, que se reunió recientemente en Brasil, se refirió a la situación en que está la libertad de expresión en muchos países”, expuso Ferreira al ser entrevista para elCaribe, previo a su exposición en el Centro Léon, auspiciada por la oficina del senador Julio César Valentín.

Habla sobre necesidad de tener mejores líderes

Delia Ferreira precisó que la renovación política es importante y que los partidos tradicionales deben dar lugar a un liderazgo nuevo, formado, y que el siglo XXI plantea muchos desafíos, por lo de la globalización. Entre las recomendaciones citó la “fórmula de las cuatro i”, que significa más información, más integridad, menos impunidad y menos indiferencia. “En esto se reúne todo lo que hace la calidad de la democracia en la lucha contra la corrupción”.

Además de doctora en derecho, miembra de Transparencia Internacional, Ferreira es consultora internacional de la OEA, en el programa de educación, IDEA Internacional y de  ONU Mujeres, en programas de participación política  y género, entre otras.

Por: Isabel Guzmán
Vía: El Caribe